SIN CUESTIONAR

  • 19 Jul, 2017
  • 1328
  • COMPARTIR EN FACEBOOK
  • COMPARTIR EN TWITTER
  • COMPARTIR EN GOOGLE PLUS
  • COMPARTIR EN WATHSAPP

Cuentan que cierto capitán ordenó a un soldado:

       – Dispare contra aquella casa blanca que se encuentra tras aquellos árboles de la izquierda.

Un instante después no quedaba nada. Cuando el Capitán se acercó al soldado para felicitarlo, lo halló llorando.

– ¿Qué te sucede? – Le preguntó.

– Acabo de destruir el hogar donde nací y todo lo que poseía- contestó.

– Pero… ¿Por qué no me lo dijiste?

– A mí no me toca discutir, mi capitán, sino obedecer.

Es probable que existan oportunidades en las que Dios nos pida que dejemos, destruyamos o entreguemos algo que consideramos nuestro tesoro.

Existen muchas historias de gente  que estaba confiada en sus posesiones y por malas decisiones o circunstancias que no pudieron controlar perdieron todo.  Otros vieron gravemente afectada su salud de un momento a otro,  perdieron su trabajo, un ser que amaban ya no está, su familia se desmoronó, etc.

Nunca es fácil perder algo que amamos o aquello que de alguna forma nos da seguridad, pero muchas veces Dios tomará eso porque ve más allá que nosotros. El Señor conoce nuestro futuro y sabe qué es lo mejor, por lo tanto irá quitando aquellas cosas o personas que de alguna forma interferirán en sus planes para nuestras vidas.

Nuestro primer impulso siempre será tratar de interrogar a Dios, enfrentarnos con Él, pedirle respuestas, una explicación lógica y tantas cosas más; pero el Señor es soberano y no nos corresponde cuestionar sus decisiones.

Job dijo: “…El Señor me dio lo que tenía, y el Señor me lo ha quitado. ¡Alabado sea el nombre del Señor!” (Job 1:21 NTV) Él fue un hombre que aprendió lo que es sufrir grandes pérdidas pero pese a sus circunstancias confiaba en Dios  y, por esto, después le fue restituido mucho más de lo que perdió.

¿Dónde está puesta nuestra confianza? ¿En personas, cosas, nuestros logros, el éxito que alcanzamos? ¿Te has negado a entregarle algo a Dios?

“Pero benditos son los que confían en el Señor y han hecho que el Señor sea su esperanza y confianza. Son como árboles plantados junto a la ribera de un río con raíces que se hunden en las aguas. A esos árboles no les afecta el calor ni temen los largos meses de sequía. Sus hojas están siempre verdes y nunca dejan de producir fruto.” Jeremías 17:7-8 (NTV)

No mires tus circunstancias actuales, confía en el Señor,  aférrate a sus promesas, que tu esperanza esté puesta en Él y verás cómo sus planes de bien se van cumpliendo en tu vida.

COMENTARIOS

PUBLICACIONES RELACIONADOS

¿ESTÁS ALERTA?

  • 5 Sep, 2018
  • 1059
  • En Contacto

¿ESTÁS ALERTA?

Hace algunos días pude presenciar una escena muy dulce de una niña y su padre, me encontraba de camino a casa en transporte público, vi que un señor baj...[leer mas]

DERRIBANDO EL TEMOR

  • 2 Feb, 2018
  • 1292
  • En Contacto

DERRIBANDO EL TEMOR

Es inevitable que en algún momento o situación sintamos miedo. Recuerdo a mi hermana, cuando éramos niñas, que se escondía detrás de un mu...[leer mas]

TE PERDONARÁ

  • 13 Jun, 2016
  • 1997
  • En Contacto

TE PERDONARÁ

Los perdonaré por haberme abandonado; les daré el regalo de mi amor. Mi furia contra ellos ha desaparecido. Oseas 14:4 (PDT) Todo hombre y mujer comete faltas más de una vez ...[leer mas]

EXAMEN

  • 12 Jul, 2018
  • 1337
  • En Contacto

EXAMEN

A todos, en algún momento, nos han tomado un examen para conocer nuestro nivel de aprendizaje y para demostrar lo que sabemos de alguna materia o algún oficio; y es e...[leer mas]

La batalla por tener la motivación correcta

  • 22 Sep, 2021
  • 260
  • En Contacto

La batalla por tener la motivación correcta

Lo que nos motiva generalmente tiene que ver con lo que deseamos y pensamos que es para mejorar nuestra vida. Y a diario tenemos una batalla entre nuestro cuerpo y nuestro esp&iacu...[leer mas]

PON TU AMISTAD EN JESUS

  • 23 Jul, 2018
  • 1391
  • En Contacto

PON TU AMISTAD EN JESUS

“Fijemos nuestra mirada en Jesús, pues de él procede nuestra fe y él es quien la perfecciona. Jesús soportó la cruz, sin hacer caso de lo v...[leer mas]

No es lo mismo estar en el Faro que en alta mar

  • 25 Nov, 2021
  • 142
  • En Contacto

No es lo mismo estar en el Faro que en alta mar

Sobre todo cuando hay tormentas y vientos muy fuertes, hay una gran diferencia entre estar en el Faro y en alta mar. Pensando en los demás Un hombre visitaba al guardi&a...[leer mas]

QUIEN SIEMBRA VIENTO RECOJE TEMPESTADES

  • 31 Oct, 2017
  • 1796
  • En Contacto

QUIEN SIEMBRA VIENTO RECOJE TEMPESTADES

Sería absurdo pensar que si siembras papa recogerás tomate, de la misma manera ocurre en nuestra vida, no podemos esperar un buen trato, respeto y amor cuando estamos...[leer mas]

La dulce voz de Dios

  • 8 Jun, 2021
  • 589
  • En Contacto

La dulce voz de Dios

No hay nada más grandioso que escuchar la voz de Dios, cuando Él te habla sus palabras van más allá del corazón.   A su voz se produce muc...[leer mas]

¡CUIDADO CON EL FUEGO!

  • 26 Nov, 2018
  • 1527
  • En Contacto

¡CUIDADO CON EL FUEGO!

Hay muchas cosas que son prohibidas en la vida, y es para salvarnos de las terribles consecuencias; sin embargo, muchos caen en la mentira de que pueden escapar de las secuelas y s...[leer mas]

ORA EN VEZ DE PREOCUPARTE

  • 30 Dec, 2019
  • 830
  • En Contacto

ORA EN VEZ DE PREOCUPARTE

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción  de gracias. Y la paz de Dios...[leer mas]

DOBLE BENDICIÓN

  • 11 Jun, 2016
  • 2091
  • En Contacto

DOBLE BENDICIÓN

A veces, cuando todo va bien, es fácil creer en Dios y en cada promesa que nos hizo; pero sucede todo lo contrario cuando comienzan los momentos difíciles. Empezamos a dudar del ...[leer mas]

MIRA NUESTRA ACTIVIDAD EN LAS REDES SOCIALES