NO HAY MURALLA QUE TE DETENGA

  • 23 Aug, 2017
  • 2709
  • COMPARTIR EN FACEBOOK
  • COMPARTIR EN TWITTER
  • COMPARTIR EN GOOGLE PLUS
  • COMPARTIR EN WATHSAPP

Las murallas han estado presentes a lo largo de la historia de la humanidad  como una forma de defensa o protección de un territorio. Pueden ser de gran magnitud como la  Gran Muralla China o más pequeñas, pero sin importar su tamaño, sin duda alguna, delimitan espacios e impiden la comunicación.

El libro de Josué, en el capítulo 6, nos relata la toma de Jericó. Dios le había entregado esta ciudad al pueblo de Israel pero entre ellos y la ciudad había una muralla. El relato dice que Jericó estaba cerrada y que nadie entraba ni salía de ella.

Entonces,  Dios ordenó a Josué  dar siete vueltas a la ciudad, una por día. El séptimo día, al terminar de dar las vueltas, al sonar de los cuernos el pueblo debía gritar a gran voz y los muros caerían.

El relato dice que el pueblo obedeció y los siete sacerdotes iban tocando bocinas delante del  arca del pacto  mientras que el pueblo iba en silencio atrás.

¿Imaginas lo que debe haber sido para los enemigos escuchar todos los días el sonido de las bocinas y los pasos del pueblo marchando alrededor?

Al séptimo día, al terminar de dar las vueltas, tocaron las bocinas y el pueblo gritó a gran voz y los muros cayeron.

Muchas veces, en nuestras vidas las murallas no son físicas. Dios nos promete algo pero alrededor de aquello hay grandes muros que parecen imposibles de pasar. Sin importar lo altos, anchos o  gruesos que sean ni de qué material estén hechos, si Dios ya te entregó algo no habrá muralla lo suficientemente fuerte para detenerte.

Te interesa:  La mirada del Padre

Algo interesante en este relato es que dice que el pueblo obedeció los mandamientos de Dios y dieron las vueltas en silencio, solamente gritaron cuando había llegado el tiempo. Pero además, llevaban el Arca de Jehová en medio de ellos.

No importa si son siete vueltas las que ya has dado o son más. Dios tiene un tiempo para mostrar su gloria, no con todos  usa la misma fórmula y nuestro tiempo no es Su tiempo. Pero mientras estás esperando que esas murallas caigan no reclames, no murmures, espera quietamente en Dios, haz lo que te pide y lleva contigo, en tu corazón, sus mandamientos, atesora Su palabra y verás cómo al final de las vueltas glorificarás a Dios y esos muros caerán.

Espera en Dios y verás grandes milagros. Él es quien te defiende, quien pelea por ti y nunca te desamparará.

“A causa del poder del enemigo esperaré en ti, Porque Dios es mi defensa”. Salmos 59:9 (RVR1960)

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

COMENTARIOS

PUBLICACIONES RELACIONADOS

LEJOS Y ALTO

  • 25 Oct, 2018
  • 1164
  • En Contacto

LEJOS Y ALTO

Sucedió que una pobre viuda, para dar de comer a sus hijos, pasaba las horas cosiendo camisas y otras prendas ante la máquina de coser.Un día notó que s...[leer mas]

Jesús en tiempos de lepra

  • 13 Apr, 2020
  • 1151
  • En Contacto

Jesús en tiempos de lepra

  Cuando descendió Jesús del monte, le seguía mucha gente. Y he aquí vino un leproso y se postró ante él, diciendo: Señor, si...[leer mas]

¿EN QUIÉN ESTÁ PUESTA TU ESPERANZA?

  • 16 Feb, 2016
  • 2432
  • En Contacto

¿EN QUIÉN ESTÁ PUESTA TU ESPERANZA?

A menudo esperamos que nuestras oraciones sean contestadas inmediatamente y cuando esto no ocurre, nos sentimos defraudados, olvidando que todo en el tiempo de Dios es perfecto y q...[leer mas]

La oración puede cambiar el rumbo de las cosas

  • 22 Jul, 2020
  • 816
  • En Contacto

La oración puede cambiar el rumbo de las cosas

La oración puede cambiar el curso de las cosas aún cuando parezca que todo está perdido; un claro ejemplo es la historia de Inglaterra en la Segunda Guerra Mun...[leer mas]

No dejes de buscar a Dios

  • 4 Jul, 2019
  • 1581
  • En Contacto

No dejes de buscar a Dios

Existen muchas razones por las cuales uno puede estar atemorizado, como perder a un ser querido, no creerse capaz de alcanzar alguna meta, ver un futuro incierto, etc. Si bien, est...[leer mas]

DESCANSA

  • 10 Oct, 2018
  • 1716
  • En Contacto

DESCANSA

Hace algunos días vi un video, bastante interesante y muy reflexivo, en el que se mostraba a un bebé llorando. Su madre había muerto en el momento del parto y ...[leer mas]

¿ESTÁS DISPUESTOS A OIR A DIOS?

  • 15 Aug, 2018
  • 1394
  • En Contacto

¿ESTÁS DISPUESTOS A OIR A DIOS?

El joven Samuel servía en el templo ayudando al sacerdote Elí (1 Samuel 3) y una noche mientras dormía oyó una voz que lo llamaba. Rápidamente se...[leer mas]

¿A dónde te llevan tus pensamientos?

  • 17 May, 2022
  • 395
  • En Contacto

¿A dónde te llevan tus pensamientos?

Hay ocasiones en las que los pensamientos nos llevan a navegar aguas muy obscuras, tanto que el temor, el rencor y la ansiedad se fijan en nuestro ser, impidiendo que continuemos n...[leer mas]

UN FAVOR A DIOS

  • 18 Aug, 2016
  • 2018
  • En Contacto

UN FAVOR A DIOS

Admiro muchísimo a un joven quien no se mide al momento de apoyar a los necesitados; cuando ve una persona pobre no le da la moneda más pequeña, sino, aquella que pueda servirle...[leer mas]

QUE CADA DIA CUENTE

  • 26 Jul, 2017
  • 2091
  • En Contacto

QUE CADA DIA CUENTE

Tendido en su pobre lecho, un  joven moribundo gemía:        – ¡Perdida, perdida, perdida! Su atribulada madre, muy anciana ya, acerc&...[leer mas]

NADA QUE PERDER

  • 10 May, 2017
  • 1732
  • En Contacto

NADA QUE PERDER

Los griegos cuentan de un soldado enfermo que en tiempos de Antígono se destacó mucho en la guerra. Era siempre el primero en la batalla, valiente entre valientes. La...[leer mas]

DERRAMANDO TU ALMA

  • 4 Mar, 2016
  • 2872
  • En Contacto

DERRAMANDO TU ALMA

En 1 de Samuel vemos que Ana, una mujer piadosa, que sufría porque no podía concebir un hijo. Cuando subió a casa de Jehová, con amargura de alma y llanto abundante oró, y dio...[leer mas]

MIRA NUESTRA ACTIVIDAD EN LAS REDES SOCIALES