EL BIEN QUE OLVIDAMOS

  • 3 Jun, 2016
  • 904
  • COMPARTIR EN FACEBOOK
  • COMPARTIR EN TWITTER
  • COMPARTIR EN GOOGLE PLUS
  • COMPARTIR EN WATHSAPP

El pueblo de Israel había llegado al desierto de Parán cuando Dios le habló a Moisés y le dijo que enviara a doce espías a reconocer la tierra de Canaán. Cuando los hombres volvieron y contaron lo que habían visto la gente quedó maravillada hasta que mencionaron que era un pueblo de gigantes. Bastó la descripción de sus habitantes para que el pueblo de Israel se desanimara, empezara a llorar a gritos y a protestar contra Moisés y Aarón e inmediatamente se les ocurrió que habría sido mejor morir en Egipto. Este mismo pueblo que ahora murmuraba contra Dios y que proponía elegir un nuevo líder había sido testigo de las 10 plagas que el Señor envió para que pudieran salir de cautiverio, de cómo el mar Rojo se abrió en dos para que ellos pudieran escapar de los egipcios, tenían una nube que los acompañaba de día y una columna de fuego que los guiaba por la noche y hasta habían sido alimentados milagrosamente con codornices y maná, tampoco el agua les había faltado en medio del desierto. Pero por alguna razón, en ese momento confiaron más en lo que sus ojos vieron que en lo que habían experimentado en toda la travesía desde la salida de Egipto. Tal vez sea algo en nuestra naturaleza que hace que las circunstancias actuales puedan más que nuestra fe y nuestra experiencia previa. Muchas veces hemos sido testigos de sanidades, provisiones divinas, vidas cambiadas, familias restauradas, circunstancias adversas que terminan a favor nuestro y aún así, cuando enfrentamos un problema sólo podemos ver eso: el problema. Dios no condujo al pueblo de Israel hasta Canaán ignorando que existían gigantes, Él sabía perfectamente de su existencia pero les había prometido esa tierra y se las daría, ahora todo estaba en manos del pueblo y en la fe que tuvieran en Dios. Sólo Caleb y Josué creyeron que podían conquistar esa tierra, que si Dios iba con ellos, los gigantes y las ciudades fortificadas no serían problema alguno y gracias a su fe es que entraron en la tierra Prometida. ¿Qué te ha prometido Dios? ¿Hay gigantes? Bueno, no esperes más y ve a conquistar aquello que es tuyo. Recuerda la hermosa promesa que Dios le hizo a Josué y que también es para ti: “Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé” Josué 1:5 (RVR1960) Es bueno detenernos y pensar en el bien que Dios hizo a nuestro favor y darle gracias por ese bien que muchas veces olvidamos. Sólo esfuérzate y sé valiente, los resultados le pertenecen al Señor y todo obra a bien para los que le aman y en Él confían. Si vas a mirar atrás, que sea solamente para recordar las maravillas que Dios ha hecho en tu vida y agradecerle por su amor y misericordia. Que los milagros de ayer no sean sólo historias ni simples episodios, sino que puedan refrescar nuestra memoria y animarnos a confiar cada día más en Dios.

COMENTARIOS

PUBLICACIONES RELACIONADOS

¿ERES FIEL ?

  • 8 Mar, 2018
  • 333
  • En Contacto

¿ERES FIEL ?

Cuántos de nosotros a lo largo de nuestra vida hemos atravesado situaciones sobre las que no tenemos control alguno, la pérdida de un empleo, una traición o in...[leer mas]

¿CUAL ES EL VALOR DEL BARRO?

  • 10 May, 2018
  • 200
  • En Contacto

¿CUAL ES EL VALOR DEL BARRO?

El barro es un material barato, no es elegante y es bastante común, por tal motivo  nadie le da importancia hasta que es formado. En la historia de nuestra cultura se ...[leer mas]

VESTIDURAS BLANCAS

  • 25 Jan, 2019
  • 165
  • En Contacto

VESTIDURAS BLANCAS

Las personas que usan el blanco para vestirse transmiten una imagen de bondad, pureza e inocencia, ya que este color simboliza paz, humildad y amor. Sin embargo, vestir de blanco n...[leer mas]

¿COMO FUNCIONAS?

  • 3 Apr, 2017
  • 586
  • En Contacto

¿COMO FUNCIONAS?

Hace un tiempo mi padre compró un reloj que aparentaba encontrarse en mal estado porque la hora se retrasaba constantemente, motivo por el cual estuvimos a punto de botarl...[leer mas]

SEGURAMENTE ES VERDAD

  • 16 Feb, 2016
  • 961
  • En Contacto

SEGURAMENTE ES VERDAD

Recuerdo que un amigo muy querido llegó de visita a la ciudad y me resulta muy gracioso traer a mi memoria el afán que él tenía por cumplir lo que le había dicho a su hijo peq...[leer mas]

Su amor por ti

  • 3 Nov, 2016
  • 656
  • En Contacto

Su amor por ti

“Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse; más los impíos caerán en el mal.” Proverbios 24:16 Es difícil imaginar la cantidad ...[leer mas]

DOLOR DE UN PADRE

  • 21 Sep, 2016
  • 764
  • En Contacto

DOLOR DE UN PADRE

Pedro era un padre trabajador, su esposa lo había abandonado con un hijo, al cual se dedicaba con mucho esmero y amor. Mientras su hijo crecía fue haciéndose cada vez más rebel...[leer mas]

¡QUÉ FLOJERA!

  • 7 Mar, 2016
  • 1452
  • En Contacto

¡QUÉ FLOJERA!

Carlos era un joven cristiano que anhelaba ingresar a una universidad de prestigio. Él había orado muchas veces por sus estudios por lo que estaba seguro de su ingreso. Se apr...[leer mas]

EL TIEMPO QUE NO VOLVERA

  • 27 Jun, 2017
  • 554
  • En Contacto

EL TIEMPO QUE NO VOLVERA

John Randolph dijo: “El tiempo es a la vez el más valioso y el más perecedero de nuestros recursos” Hoy al despertar varios de nosotros hemos tenido la n...[leer mas]

LA MAS BUSCADA

  • 16 Feb, 2016
  • 1027
  • En Contacto

LA MAS BUSCADA

“Para entender sabiduría y doctrina, Para conocer razones prudentes, Para recibir el consejo de prudencia, Justicia, juicio y equidad; Para dar sagacidad a los simples, Y a los ...[leer mas]

YA NO QUIERO HACER MI VOLUNTAD

  • 5 Oct, 2016
  • 717
  • En Contacto

YA NO QUIERO HACER MI VOLUNTAD

“Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios; tu buen espíritu me guíe a tierra de rectitud.” Salmos 143:10 David es uno de los hombres que más admiro de la B...[leer mas]

VENCIENDO EL MAL

  • 16 Feb, 2016
  • 885
  • En Contacto

VENCIENDO EL MAL

Cuán difícil es no reaccionar mal cuando se recibe malos tratos o gritos ofensivos. El subir de tono para ser escuchado o imponer nuestro pensamiento parece ser normal, sin embar...[leer mas]

MIRA NUESTRA ACTIVIDAD EN LAS REDES SOCIALES