Bien por mal

  • 9 Nov, 2016
  • 467
  • COMPARTIR EN FACEBOOK
  • COMPARTIR EN TWITTER
  • COMPARTIR EN GOOGLE PLUS
  • COMPARTIR EN WATHSAPP

El Contrato Social es el título de un libro escrito por el filósofo Francés Jean-Jacques Rousseau y publicado en 1762. Es una obra dividida en cuatro partes que esencialmente habla de la libertad e igualdad de los hombres ante un gobierno. Según algunos estudiosos, se cree que fue una de las piezas literarias que más influyó para la revolución francesa. La filosofía política interpretaba el Contrato Social como un acuerdo realizado al interior de un grupo de personas, por ejemplo dentro de una nación los ciudadanos estaban dispuestos a reconocer por voluntad propia la existencia de una autoridad estatal que a cambio debía garantizar los derechos y deberes civiles. Rousseau sostenía que no era necesario que se firme un documento físico o un acuerdo personal, bastaba con que un grupo de personas reconociera el mandato de una autoridad para validar el Contrato Social y que ambas partes pudieran cumplir su rol en pro del bienestar común. Recordemos que en aquella época el gobierno Francés estaba dirigido por una monarquía que exigía altos impuestos al pueblo y usaba ese dinero para lujos y ofrecer pomposos banquetes mientras el pueblo moría en la pobreza de las calles. Con el tiempo el concepto de “Contrato Social” fue modificado adecuándose a otras realidades. John Rawls, aplicaba esta idea a la convivencia entre personas. Él decía que al no existir ninguna norma que regule las relaciones personales, se convertía en la perfecta autoridad artificial en la sociedad. A simple vista parece un concepto aceptable, sin embargo, al leer la Biblia entendemos que debemos ir más allá de un Contrato Social. “Porque si amáis a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores aman a los que los aman. Y si hacéis bien a los que os hacen bien, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores hacen lo mismo. Y si prestáis a aquellos de quienes esperáis recibir, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores prestan a los pecadores, para recibir otro tanto.” Lucas 6:32-34 Jesús siempre impulsaba a sus discípulos a dar más de lo que recibían, a hacer una milla extra en todo momento y a no responder mal con mal, ¿pero por qué?, porque para Dios no hay mérito en dar amor a quien ama o hacer bien únicamente a los que hacen bien. La palabra mérito significa: derecho a recibir reconocimiento por algo que uno ha hecho, a esto podemos agregar Hebreos 11:6 donde dice que Dios es galardonador. Nuestro Padre en el Cielo quiere premiarnos por nuestras acciones, pero no obtendremos nada si hacemos bien sólo a quien nos hacen bien. “Amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será vuestro galardón grande, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y malos. Sed, pues, misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso.” Lucas 6:35-36 versículos Reina-Valera 1960 El contrato social sigue siendo una buena autoridad artífice para regular la convivencia en la sociedad, pero Dios nos pide que vayamos más allá.

COMENTARIOS

PUBLICACIONES RELACIONADOS

DESTINO FINAL

  • 24 May, 2017
  • 381
  • En Contacto

DESTINO FINAL

Una piedrecita reposaba en el fondo del arroyo. Al llegar la primavera, con las lluvias, la corriente se dirigió a ella y le dijo:       – Si quieres t...[leer mas]

REACCIONES

  • 6 Feb, 2018
  • 165
  • En Contacto

REACCIONES

Cada persona es única y diferente tanto externa como internamente; es decir, en sus emociones, actitudes o reacciones  ante una situación. Este aspecto se puede...[leer mas]

A QUIEN ACUDES

  • 16 Apr, 2018
  • 88
  • En Contacto

A QUIEN ACUDES

Aunque muchos tienen la buena intención de ayudar cuando dan algún consejo, hay que considerar que es mejor estar seguros de que lo que recibimos es conforme a los pe...[leer mas]

CONQUISTADOR

  • 9 Feb, 2017
  • 498
  • En Contacto

CONQUISTADOR

Uno de los íconos más grandes de la historia fue Alejandro Magno. Sus triunfos militares le dieron mucha fama y en poco más de una década, logró ...[leer mas]

RESPETA LOS LIMITES

  • 20 Apr, 2018
  • 80
  • En Contacto

RESPETA LOS LIMITES

Para quienes disfrutan o practican cualquier deporte, saben que los límites del campo son vitales para desarrollar un juego limpio y justo, esas líneas permiten saber...[leer mas]

PRISIONERO

  • 12 Jul, 2016
  • 592
  • En Contacto

PRISIONERO

Cuenta una antigua historia que cada año, con motivo de las fiestas de aniversario de su coronación, el rey de una pequeña ciudad liberaba a un prisionero. Cuando cumplió 25 a...[leer mas]

EL PODER DE LA PALABRA

  • 18 Apr, 2017
  • 401
  • En Contacto

EL PODER DE LA PALABRA

Rusell Morse, misionero en China, fue encarcelado durante casi 2 años y en todo ese tiempo vivió abandonado sin poder ver la luz del día ni disfrutar librement...[leer mas]

¿Quieres que tu oración sea escuchada por Dios?

  • 6 Nov, 2017
  • 228
  • En Contacto

¿Quieres que tu oración sea escuchada por Dios?

  Muchas personas que oran y no reciben respuesta a su petición, posiblemente no están orando como está escrito en la Palabra de Dios. “Aconteci...[leer mas]

¡YO SOY!

  • 3 Jul, 2018
  • 40
  • En Contacto

¡YO SOY!

En una oportunidad que visité una maternidad pasé por la sala de recién nacidos, aparte de oír mucho llanto de los bebés pude n...[leer mas]

DEJANDO ATRÁS LO QUE ERA ANTES

  • 27 Nov, 2016
  • 468
  • En Contacto

DEJANDO ATRÁS LO QUE ERA ANTES

“No os acordéis de las cosas pasadas… he aquí que yo hago cosa nueva…” Isaías 43:18-19. Sería tan bueno poder viajar al pasado...[leer mas]

YA NO QUIERO HACER MI VOLUNTAD

  • 5 Oct, 2016
  • 545
  • En Contacto

YA NO QUIERO HACER MI VOLUNTAD

“Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios; tu buen espíritu me guíe a tierra de rectitud.” Salmos 143:10 David es uno de los hombres que más admiro de la B...[leer mas]

SOMOS CUIDADOS

  • 5 Oct, 2016
  • 488
  • En Contacto

SOMOS CUIDADOS

Cuando tenemos en nuestras manos algún objeto de valor, es normal que tengamos sumo cuidado, en especial para no perderlo. Dios entregó nuestras vidas a Jesús para salvación...[leer mas]

MIRA NUESTRA ACTIVIDAD EN LAS REDES SOCIALES