Huya de la mundanalidd

  • 7 Jan, 2017
  • 78
  • COMPARTIR EN FACEBOOK
  • COMPARTIR EN TWITTER
  • COMPARTIR EN GOOGLE PLUS
  • COMPARTIR EN WATHSAPP

Debemos lanzar un golpe fuerte en contra de la primera aparición de la vanagloria de la vida, los deseos de la carne y de los ojos, y toda forma de experiencia mundana pecaminosa que tocan la puerta de nuestros corazones y mentes. Si abrimos la puerta y los dejamos andar sin límite en nuestras mentes y tener un punto de poyo en nuestras vidas, somos ya su presa. "Daniel propuso en su corazón no contaminase con la porción de la comida del rey, ni con el vino que él bebía; pidió, pro tanto, al jefe de los eunucos que no se le obligase a contaminarse" (Daniel 1:8). El material que leemos, la recreación y el entretenimiento en que nos involucramos, la música que escuchamos, las amistades que frecuentamos, y las conversaciones que tenemos todo afecta nuestras mentes y deben ser juzgadas en el contexto de Filipenses 4:8: "Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad". Debemos vivir por encima del mundo; no debemos ser del mundo mientras estemos aun en el mundo (Romanos 12:1-2). Extracto del libro: La Espiritualidad Puritana y Reformada de Joel Beeke.

COMENTARIOS

MIRA NUESTRA ACTIVIDAD EN LAS REDES SOCIALES