¿Por que no actuamos como cristianos en el trabajo?

  • 22 Nov, 2014
  • 1670
  • COMPARTIR EN FACEBOOK
  • COMPARTIR EN TWITTER
  • COMPARTIR EN GOOGLE PLUS
  • COMPARTIR EN WATHSAPP

Mi novio y yo somos cristianos y trabajamos en la misma empresa. Después de escuchar su conferencia sobre valores me di cuenta que el es uno en la iglesia y otro en el trabajo. Es el un buen cristiano, un buen músico y uno vibra cuando el dirige la alabanza, pero porque esta vida doble. Yo no me daba cuenta sino hasta que lo oi a usted y reflexioné muchas cosas y me molesto un poco que haya dicho que los cristianos no pueden ser comunistas, pues ese es mi trasfondo, aunque creo que en algo debo cambiar. En la empresa no saben que los dos somos cristianos. Que puedo hacer para ayudarle. Por tu carta me he dado cuenta que en vez de admitir tu problema, estas enfocando en el problema de tu novio, cual es exactamente el mismo. Tu pregunta es que puedo hacer para ayudarle, en vez de que puedo hacer para cambiar. La verdad es que ambos están actuando iguales. Ambos están viviendo una vida doble, seguramente porque no han sido entrenados en la cosmovisión cristiana. Ustedes han aprendido a cantar bien y orar bien y tu novio a dirigir bien, pero no han aprendido a vivir bien basados en valores absolutos que tienen que afectar toda la vida y no solo parte de ella. Cuando la ética, la moralidad, el estilo de vida de un cristiano, en parte esta basado en Dios y sus principios y en parte en las ideas, pensamientos formados con la mentalidad mundanal, tiene una mezcla no sana que no permite que viva la vida cristiana en toda su extensión y por tanto, no disfruta de la vida que Dios diseñó. Eso es decepcionante. Mi respuesta será basada en Principios bíblicos y mas dirigida a los sistemas de pensamiento contradictorios que tienen que dirigida a los frutos en particular. Los frutos son que no viven el cristianismo en su empresa, pero la raíz es la mezcla de valores. Tu, con justa razón criticas el estilo de vida de tu novio, pero defiendes tus ideas basadas en el comunismo, aunque dices “creo que en algo debo cambiar.” No es en algo amiga, es en todo. Tu tampoco has revelado en la empresa que eres cristiana y ves en tu novio comportamientos no cristianos, pero seguramente si yo te observara, descubriría lo mismo. Es imposible mantenerse en los dos sistemas de pensamiento y vivir la vida cristiana que Dios exige. La Biblia debe ser la única regla de fe y de conducta y nos conducimos hacia la madurez cuando vamos aceptando su influencia en todas las áreas de nuestra vida. La Biblia no revela todo el pensamiento de Dios, seria imposible que un libro lo contuviera, pero revela la porción de la sabiduría divina que El creyó necesario que la humanidad conozca y nosotros debemos interpretar las verdades divinas correctamente y vivirlas sabiamente para influenciar al mundo bíblicamente. Todos nuestros valores y principios tienen que tener su fundamento en la verdad divina que sido soberanamente revelada, pero que tiene que ser sabiamente estudiada e interpretada. El cristiano debe vivir los principios morales del Reino en todas las áreas de su vida y en todos los comportamientos elegidos es nuestra obligación, no nuestra opción. Nunca debemos mezclar un poco de valores relativos, con otro poco de valores absolutos. Nunca madura el cristiano que mezcla los valores creados por el hombre, con las leyes establecidas por Dios. Por eso que un comunista no puede ser cristiano y un cristiano que mezcla sus ideas comunistas es un mal cristiano. Y mientras la persona no reciba clases de educación cristiana, de cosmovisión cristiana y no cambie sus valores, seguirá viviendo con un pie en el Reino de Dios, y con el otro en los pensamientos del reino de este mundo y eso NUNCA AGRADA A DIOS. Nunca agradamos a un Dios que disciplina a los desobedientes, cuando decidimos desobedecer y vivir con ciertos valores absolutos, es decir, leyes divinas, y ciertos valores relativos, es decir, gustos humanos. La sabiduría divina no solo produce una base sólida de moralidad sino que nos da las respuestas claras a las mas grandes necesidades del hombre. La moralidad relativa permite que cada hombre sea su propio rey y señor. El cristiano debe entender que nuestro Dios es la causa de todas la cosas, que El y solo El crea todas las cosas y a todas las personas con propósito. El cristiano debe creer que El es el sustentador de la vida, El es quien nos da las leyes para que vivamos como El diseñó. Cualquier intento de vivir a medias, es disciplinado por Dios. El deterioro de la humanidad no se debe a que no funcionan las verdades y los principios que fueron creados por Dios, sino a que la humanidad los ignora y peor aun, los rechaza. El cristiano debe entregar su vida en totalidad y no solo sus formas de adoración, un músico cristiano no solo debe aprender a dirigir bien y tocar e impresionar a las personas, sino que debe aprender a dirigir bien su vida e impresionar a Dios. Una persona no solo debe vestirse como cristiana, sino que, además, debe trabajar con los valores del reino, hacer negocios, contratar empleados, disciplinar a sus hijos y no permitir el maltrato ni la violencia, tal como lo exige la Palabra de Dios. El cristianismo siempre es efectivo, solo pierde su efectividad cuando el individuo lo mezcla con sus ideas, con sus pensamientos y valores. Los principios no cumplen su objetivo cuando el cristiano desarrolla la religiosidad, cuando no aplica la fe en todas las áreas de su vida. Los principios realmente han influenciado las áreas en que el cristiano verdaderamente vive su fe. El cristiano que debiendo ser integro, porque así Dios lo ordena, actúa sin integridad porque así el lo quiere, es un mal testimonio del cristianismo y afecta negativamente a la sociedad. Pero un cristiano que aplica la verdad en todas las áreas de su vida es un excelente aporte a la decencia, moralidad, integridad, servicio de amor para los necesitados y para el aporte de las familias saludables. La sociedad altamente moral, que desecha lo abortos, que ama la fidelidad, que desecha la lucha de clases, que rechaza que los viciosos y dependientes vivan de los sistemas de ayuda de los gobiernos liberales, los miembros de la sociedad que creemos en la familia de un hombre y una mujer e hijos varones y hembras, va despareciendo, la moralidad, sigue decayendo y seguirá su descomposición, mientras mas humanismo exista y mientras mas los cristianos vivan sus valores solo encerrados en sus templos pero no cuando votan en una elección de autoridades. La ética humanista dice que es correcto tener clínicas de abortos, que es correcto elegir su sexo. La ética cristiana dice que siempre es incorrecto violar a un niño, que siempre es incorrecto tener relaciones sexuales fuera del matrimonio, que siempre es incorrecto practicar el homosexualismo, que siempre es incorrecto creer en Dios y pertenecer a instituciones que no creen en Dios, que siempre es incorrecto apoyar a políticos que transformaran en leyes sus valores relativos. El humanismo secular dice “no hay ninguna deidad que nos ayude; tenemos que ayudarnos a nosotros mismos.” y si no existe Dios, tampoco existe otra ley moral superior a la ley de los mismos hombres. Si Dios no existe, tampoco existe la verdad absoluta. Por ello el postmodernismo afirma que “La verdad absoluta no existe, debemos crear la propia.” Entonces, según ellos, solo existe la verdad relativa a las ideas y gustos de los seres humanos y ninguna otra fuente de fundamento para una moralidad superior a la que nace de la mente humana. La nueva era promueve que “No hay deidad cristiana, yo soy mi propio Dios.” Estas filosofías se levantan contra Dios, y la Biblia describe la negación de Dios como un acto de necedad. Ella afirma: “dice el necio que no hay Dios” y ese es el fundamento de su vida, pero nosotros creemos en la existencia de Dios. Pero la sola creencia en la existencia de un ser superior, no es cristianismo. La sola creencia en Cristo como un Salvador no produce la transformación y la sola aceptación de Cristo como Salvador no produce milagrosamente una vida totalmente transformada. Debemos creer que El es Dios, que Cristo es la única verdad y que nosotros no somos dioses que podemos ordenar nuestra vida y en parte creer en Dios y sus doctrinas y ordenanzas y en parte vivir como nosotros pensamos. Debemos creer que somos débiles criaturas que necesitan de Dios, que necesitan aprender sus verdades y aplicar sus principios de vida para así no caer en la inmoralidad, en la homosexualidad, en el aborto de niños. Debemos creer en la verdad y aplicar para no ser infieles, para no aceptar el maltrato, la violencia domestica, el abuso. Para no ser malos obreros y empleadores injustos. Solo los cristianos que viven los principios maduran y viven vidas fructíferas y realizadas y con su vida contribuyen para que en la sociedad haya leyes basadas en los deseos del Dios que es el Creador del hombre y no en las ideas de los hombres que actúan como si ellos fueran dioses. Tristemente, aun los cristianos que aman a Dios y desean vivir por el y para el, pueden ser influenciados por el humanismo y su filosofía llamativa y comenzar a vivir una vida compuesta, basada en valores cristianos, mezclados con gustos y pasiones humanas. Es nuestro deber mantener nuestros principios y valores bíblicos en toda cultura, denunciar el pecado e inmoralidad frente a todo gobierno, y en toda nación y rechazar toda estilo de vida que no encaja dentro de la moralidad bíblica. Pero aun las naciones con los mejores principios del cristianismo y aun las mejores familias cristianas, pueden perder su visión cuando se dejan influenciar por el humanismo, y el materialismo. Debido a que el humanismo es una religión fácil de seguir porque no tiene restricciones morales como las que aparecen en la Biblia, muchas personas deciden con facilidad seguir esa filosofía de vida que impresiona a la sociedad. El cristianismo es difícil de seguir, porque demanda santidad, demanda que vayamos en contra de nuestros deseos de la carne. Y no solo eso. No solo demanda que nosotros no permitamos que nos dominen nuestras pasiones y pecaminosidad, sino que no permitamos los actos de pecaminosidad de otros que nos pueden afectar a nosotros. Si, la vida cristiana es imposible de vivirse sin haber recibido la salvación y el poder de Dios, pero por la salvación divina, por el poder del Espíritu Santo, y al aprender y aplicar los principios del reino que han sido revelados, el cristiano puede vivir con propósito y por lo tanto ser fructífero y sentirse realizado. Definitivamente el mundo cada vez realiza mas serios y planificados esfuerzos para destronar a Dios de la sociedad y lo rechaza como la fuente de la verdad. La intención del humanismo es que el hombre sea el juez final y que todas las determinaciones desde las mas sencillas hasta las esenciales sean fundamentadas en los valores e ideas personales. Debido a que el humanismo se infiltra en todo lugar donde haya seres humanos deseosos de ser sus propios dioses y seguir sus pasiones, tienen influencia en muchas personas y en todas las instituciones. Nuestro deber como cristianos es vivir nuestra fe en todo lugar, y actuar con integridad y demostrando nuestras creencias. Además, debemos ser obreros, campesinos, profesionales, políticos y autoridades que votan en base a principios y viven con respeto y excelencia y padres, madres, hijos, hermanos, tíos, primos que no solo aman y viven la verdad, sino que no permiten relaciones, influencias o presiones de quienes no viven nuestra moralidad, ni permitir de ellos actos dañinos, acciones y palabras destructivas que ataquen nuestra dignidad. La Biblia dice que si alguno esta en Cristo, es nueva criatura, que las cosas viejas pasaron, y todas son hechas nuevas. Esto significa que debido a la presencia de la vieja naturaleza, el viejo hombre sigue con sus viejas ideas, con sus viejos deseos, sus viejas pasiones; pero el cristiano tiene que vestirse con el nuevo hombre, que fue creado según la imagen de Dios y todo nuestro ser, todo nuestros pensamiento y acciones, todos nuestros involucramiento y todas nuestras acciones tienen que ser influenciadas por los principios y valores descritos en la eterna e inerrante palabra de Dios. Podemos concluir que si yo, aunque asista a una congregación, aunque participe de ella, pero no he cambiado todo mi sistema de pensamiento, tal vez nunca he conocido a Dios o soy un cristiano inmaduro y desinformado que nunca vivirá realizado, o un cristiano rebelde que vivirá siempre disciplinado. Nuestro deber cristiano es entrenar a nuestras familias con los valores del reino. Sin embargo, debido a que estamos en este mundo y muchos de nuestros hijos asisten a escuelas publicas donde la religión humanista sigue echando raíces, para cumplir nuestra labor de entrenamiento, debemos enseñar los valores bíblicos en todo momento. No podemos evitar que nuestros hijos sean influenciados porque el humanismo en toda la sociedad se ha desparramado, pero podemos desde pequeños enseñarles con ejemplo y entrenamiento, las verdades bíblicas que son parte de nuestra fe. Mientras mas fuertes valores le entreguemos y mientras mejor los practiquemos mas fortaleza tendrán para no dejarse influenciar por la mentalidad mundanal. Nuestro deber, como padres cristianos, es que entendamos, y practiquemos los valores cristianos en nuestra relación matrimonial y en nuestra vida personal y que con el ejemplo y nuestras leyes y disciplina establecida, en nuestros hogares, mantengamos un sistema de valores y principios que no permitan la maldad y que cuando esta ocurra, tengamos forma de oponernos, y de sancionarla. ES triste que cristianos que aman a Dios no sepan vivir como el demanda en áreas que no consideran importante. Es triste que en muchas congregaciones los jóvenes tengan a su disposición cursos de aerobicos, escuelas de futbol, cursos de música, guitarra, piano, cursos de panderos y danzas, pero no tengan a su disposición cursos valóricos sobre cosmovisión cristiana. Lamentablemente los padres de esos hijos tampoco han recibido esos cursos en sus congregaciones y no pueden enseñar lo que no saben. Es por eso que esos cursos nosotros los creamos para poder ayudar en áreas que muchos lideres sinceros, no están capacitados para ayudar.

COMENTARIOS

MIRA NUESTRA ACTIVIDAD EN LAS REDES SOCIALES