Ya no te angusties

  • 18 Nov, 2016
  • 379
  • COMPARTIR EN FACEBOOK
  • COMPARTIR EN TWITTER
  • COMPARTIR EN GOOGLE PLUS
  • COMPARTIR EN WATHSAPP

Se cuenta de un excursionista que andando solo por una montaña, se extravió. Al hacerse de noche, teniendo en cuenta los precipicios que lo rodeaban, decidió quedarse en el lugar en el que se encontraba y esperar la mañana siguiente. De pronto se desprendió la piedra en la que su pie se apoyaba y el hombre cayó, rodeado de una densa oscuridad, por una inclinada pendiente. Por fin pudo agarrarse a las ramas de un árbol, justo en el momento que su cuerpo quedaba suspendido en el vacío. Así aguantó hasta que faltándole las fuerzas se dejó caer en lo que creía un profundo abismo, pero que en realidad no era tal, sino una ligera depresión de terreno. ¡Cuántos de nosotros no hemos pasado por lo mismo! Llegan los problemas y decidimos quedarnos en nuestra zona de confort, tomamos las decisiones que a nuestro parecer son las más seguras y de un momento a otro, la piedra en la que nos apoyamos ya no está. Sentimos la misma angustia del excursionista cuando nos aferramos con nuestras fuerzas a lo que creemos que puede salvarnos, olvidando que nuestras fuerzas no son suficientes. La angustia siempre hace que el panorama se ponga más oscuro, nos debilita, nos lleva a la desesperación y paraliza nuestra fe. Olvidamos que si confiamos en Dios no hay anda que pueda dañarnos. “Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré; Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre. Me invocará, y yo le responderé; Con él estaré yo en la angustia; Lo libraré y le glorificaré. Lo saciaré de larga vida, Y le mostraré mi salvación”. Salmos 91: 14-16 (RVR 1960) Lo mejor que podemos hacer cuando estamos cayendo por un precipicio, sin ver una posible salida, es descansar en Dios. No importa si es una gran caída o no, pero si confiamos en Dios, Él encargará de guardarnos en medio de las circunstancias y nos mostrará su salvación. A veces la angustia es injustificada y sólo viene como un astuto enemigo que aprovechando la oscuridad que puede traer un problema, llega a robarnos la paz, la salud y hasta nuestra fe decae por cosas que realmente no valen la pena. No permitas que la angustia te destruya, recuerda que Dios está contigo y ha prometido nunca abandonarte. “Si anduviere yo en medio de la angustia, tú me vivificarás; Contra la ira de mis enemigos extenderás tu mano, Y me salvará tu diestra. Jehová cumplirá su propósito en mí; Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; No desampares la obra de tus manos”. Salmos 138: 7,8 ¡Basta de angustiarte! Confía en Dios porque Él nunca falla.

COMENTARIOS

PUBLICACIONES RELACIONADOS

ERES UN BUEN EJEMPLO

  • 11 Oct, 2017
  • 99
  • En Contacto

ERES UN BUEN EJEMPLO

Cierta familia estaba haciendo los preparativos para la boda de su hijo mayor. La pequeña de la familia, de 5 años, oyendo las conversaciones, preguntó a su ma...[leer mas]

¡MIRA ARRIBA!

  • 1 Feb, 2017
  • 389
  • En Contacto

¡MIRA ARRIBA!

Cuenta una historia que, mientras visitaba a una vecina, una madre permitió que su hijo de seis años saliese a jugar a la calle. Después de un momento fue a ve...[leer mas]

MEDIO DE COMUNICACION

  • 20 Feb, 2017
  • 322
  • En Contacto

MEDIO DE COMUNICACION

Con el pasar de los años, los medios de comunicación se han ido perfeccionando  permitiendo que la comunicación entre las personas se realice de una&nbs...[leer mas]

COMO PERFUME

  • 31 Mar, 2016
  • 997
  • En Contacto

COMO PERFUME

Todos conocemos la historia de la mujer que derramó perfume en los pies de Jesús. Seguramente fue un momento muy incómodo para los discípulos porque estaban a punto de cenar cu...[leer mas]

EL HOMBRE PROPONE Y DIOS DISPONE

  • 17 Jan, 2017
  • 618
  • En Contacto

EL HOMBRE PROPONE Y DIOS DISPONE

Un nuevo año significa 365 oportunidades y nuevos planes y proyectos; muchos nos encontramos pensando y proponiendo metas para este nuevo tiempo que comenzó. Como ser...[leer mas]

EL PESO DEL PECADO

  • 12 Dec, 2017
  • 106
  • En Contacto

EL PESO DEL PECADO

Un hombre humilde iba cargando un bulto de papas sobre la espalda y fue interrogado:  – ¿Cómo sabe usted que es salvo? El hombre siguió ...[leer mas]

CONTIGO DIARIAMENTE

  • 13 Jan, 2016
  • 959
  • En Contacto

CONTIGO DIARIAMENTE

Tal vez hoy amanecimos dando gracias a Dios por habernos dado un día más, por ver a nuestra familia, por tener un pan que llevarnos a la boca y mucho más. Son cosas cotidiana...[leer mas]

APRENDIENDO DE PAPÁ

  • 19 Aug, 2016
  • 409
  • En Contacto

APRENDIENDO DE PAPÁ

Es impresionante como los niños, desde temprana edad, empiezan a absorber y copiar lo que observan. Tal vez creemos que recién cuando ellos tienen uso de razón comienzan a imita...[leer mas]

GIGANTES APARTENSE!

  • 22 Nov, 2017
  • 102
  • En Contacto

GIGANTES APARTENSE!

Los gigantes siguen andando sueltos. Los vemos día a día en nuestras vidas. Muchas veces los hemos enfrentado y nos deshicimos de ellos, otras simplemente ...[leer mas]

AGUA EN EL DESIERTO

  • 7 Jan, 2017
  • 478
  • En Contacto

AGUA EN EL DESIERTO

Cuentan que un hombre estaba perdido en el desierto, a punto de morir de sed, cuando llegó a una casa vieja, una cabaña que se desmoronaba, sin ventanas, casi sin tec...[leer mas]

NADIE COMO TU MAMA!!!!!

  • 7 Jun, 2017
  • 284
  • En Contacto

NADIE COMO TU MAMA!!!!!

“Tiempo después, dos prostitutas fueron a ver al rey para resolver un asunto.  Una de ellas comenzó a rogarle: «Ay, mi señor, esta mujer ...[leer mas]

RESPUESTA INESPERADA

  • 29 Mar, 2017
  • 280
  • En Contacto

RESPUESTA INESPERADA

Cuenta una historia, que una vez un hombre era perseguido por varios forajidos que querían matarlo, así que para salvarse entró a una caverna. Los malhechores ...[leer mas]

MIRA NUESTRA ACTIVIDAD EN LAS REDES SOCIALES