UN DIOS QUE RESTAURA

  • 23 Nov, 2016
  • 347
  • COMPARTIR EN FACEBOOK
  • COMPARTIR EN TWITTER
  • COMPARTIR EN GOOGLE PLUS
  • COMPARTIR EN WATHSAPP

Leemos en la Biblia la historia de Manasés, un niño de 12 años que a pesar de su corta edad, tenía la enorme responsabilidad de reinar sobre Jerusalén. La Biblia nos dice que, a diferencia de su padre Ezequías, Manasés estaba tomando decisiones que iban en contra de la voluntad de Dios y en favor de la idolatría. 3 Porque él reedificó los lugares altos que Ezequías su padre había derribado, y levantó altares a los baales, e hizo imágenes de Asera, y adoró a todo el ejército de los cielos, y les rindió culto. 4 Edificó también altares en la casa de Jehová, de la cual había dicho Jehová: En Jerusalén estará mi nombre perpetuamente. 5 Edificó asimismo altares a todo el ejército de los cielos en los dos atrios de la casa de Jehová. 6 Y pasó sus hijos por fuego en el valle del hijo de Hinom; y observaba los tiempos, miraba en agüeros, era dado a adivinaciones, y consultaba a adivinos y encantadores; se excedió en hacer lo malo ante los ojos de Jehová, hasta encender su ira. 7 Además de esto puso una imagen fundida que hizo, en la casa de Dios, de la cual había dicho Dios a David y a Salomón su hijo: En esta casa y en Jerusalén, la cual yo elegí sobre todas las tribus de Israel, pondré mi nombre para siempre; 2 Crónicas 33:3-7 En términos modernos podríamos decir que nos encontramos frente a un hijo rebelde, que al momento de tener la oportunidad de reinar, resolvió hacer todo lo contrario a lo que había aprendido de su padre. Siempre reconocemos el valor del ejemplo en la formación de los hijos y hasta podemos comprender cierta conducta impropia de ellos, cuando son los mismos padres quienes con su obrar están estableciendo un modelo negativo para ser imitado. Sin embargo este es el caso opuesto, entiendo por lo que nos expresa la Palabra que Manasés tuvo la oportunidad de aprender directamente de un hombre temeroso de Dios como era Ezequías; no obstante su rebeldía y sus ímpetus juveniles lo llevaron a deshacer todo lo que su padre había avanzado en el sentido de terminar con la idolatría. Entonces por causa de su rebeldía contra Dios, perdió su reinado y fue llevado cautivo, pero recién allí, pudo reconocer que Jehová era Dios y obrar en consecuencia 11 Jehová trajo contra ellos los generales del ejército del rey de los asirios, los cuales aprisionaron con grillos a Manasés, y atado con cadenas lo llevaron a Babilonia. 12 Mas luego que fue puesto en angustias, oró a Jehová su Dios, humillado grandemente en la presencia del Dios de sus padres. 13 Y habiendo orado a él, fue atendido; pues Dios oyó su oración y lo restauró a Jerusalén, a su reino. Entonces reconoció Manasés que Jehová era Dios. Finalmente, llegó el tiempo del arrepentimiento y reconoció a Jehová como único Dios. Al hacer esto y quitar todo lo que lo ligaba a adorar otros dioses, Jehová lo restauró a su posición de reinado sobre Jerusalén. Haberlo sacado del cautiverio ya hubiera sido un precioso milagro, sin embargo, Dios no se quedó ahí. Al ver que Manasés pudo humillarse en su presencia, decidió exaltarlo y restaurarlo a su posición de privilegio. Esta historia me hace pensar en tantos hijos rebeldes que a la hora de tomar sus propias decisiones, desechan los consejos de los padres o lo que les fue enseñado a través de su educación. Avanzan con ímpetu juvenil con el desparpajo del que cree saberlo todo y a pesar del buen ejemplo recibido, deciden desviarse en sus caminos. Cuántas historias escuchamos de padres que se preguntan en qué fallé para que me hijo me ignore o ni siquiera tome en cuenta mis consejos. Sin embargo, la historia de Manasés nos muestra que a pesar de la rebeldía y el dolor como consecuencia del pecado, llegó el tiempo de arrepentimiento y la consiguiente restauración para su vida. Cuántos jóvenes se encuentran atrapados con grillos de drogas, depresión, alcohol, relaciones ilícitas, puestos en angustia como consecuencia de no obedecer la Palabra de Dios y seguir su propio pensamiento. Cuántos hijos están literalmente privados de la libertad, sufriendo y trayendo dolor a familias completas. Tal como sucedió en la vida de Manasés, la restauración es posible, cuando nos humillamos delante de Dios, nos arrepentimos y cambiamos nuestra conducta con el objetivo de poner nuestra vida en sintonía con la Palabra de Dios. Padres, no es tiempo ahora de preguntarse o auto culparse por las fallas en la educación, pero sí de levantarnos a clamar y declarar que la restauración que obró en la vida de Manasés, sea una realidad también para la vida de cada hijo, que por rebeldía ahora se encuentra atrapado en angustia y aflicción. No es tiempo de desmayar ni desanimarse, por lo cual es necesario perseverar en la oración, creer y clamar por un poderoso milagro de restauración para la vida de tus hijos.

COMENTARIOS

PUBLICACIONES RELACIONADOS

DOLOR DE UN PADRE

  • 21 Sep, 2016
  • 445
  • En Contacto

DOLOR DE UN PADRE

Pedro era un padre trabajador, su esposa lo había abandonado con un hijo, al cual se dedicaba con mucho esmero y amor. Mientras su hijo crecía fue haciéndose cada vez más rebel...[leer mas]

SOLO UNO

  • 13 Nov, 2017
  • 99
  • En Contacto

SOLO UNO

Hace un tiempo fuimos de paseo con un grupo de amigos, y en el trayecto tuvimos que cruzar un camino angosto; al borde se encontraba un barranco, por lo cual se debía tener ...[leer mas]

DE MALO A BUENO

  • 4 Aug, 2017
  • 226
  • En Contacto

DE MALO A BUENO

Los hábitos son conductas repetidas regularmente y se adquieren, nadie nace con ellos. Cada persona suele moldear continuamente su forma de ser y de actuar de acuerdo a las ...[leer mas]

¿ESTE ES MI LUGAR?

  • 19 Feb, 2017
  • 349
  • En Contacto

¿ESTE ES MI LUGAR?

“Hay distintas clases de dones espirituales, pero el mismo Espíritu es la fuente de todos ellos. Hay distintas formas de servir, pero todos servimos al mismo Señ...[leer mas]

RÓTULOS QUE MARCAN

  • 24 Aug, 2016
  • 384
  • En Contacto

RÓTULOS QUE MARCAN

“Y piensas esto, oh hombre, tú que juzgas a los que tal hacen, y haces lo mismo, que tú escaparás del juicio de Dios?” Romanos 2:3. En ocasiones me sorprende la liviandad...[leer mas]

INSTRUMENTO DE DIOS

  • 21 Feb, 2017
  • 343
  • En Contacto

INSTRUMENTO DE DIOS

Muchos sabemos del llamado del apóstol Pablo, quedó ciego y fue conducido a un pueblo donde estuvo durante 3 días y es aquí cuando aparece Ananía...[leer mas]

¿TIENES UNA COMUNICACIÓN CERCANA?

  • 16 Jan, 2017
  • 368
  • En Contacto

¿TIENES UNA COMUNICACIÓN CERCANA?

La cercanía entre una persona u otra se puede observar por la forma en que se comunican. Cuando se ha desarrollado una amistad íntima uno se expresa en confianza con ...[leer mas]

PARA CORREGIR NUESTRA VIDA

  • 20 Jul, 2017
  • 207
  • En Contacto

PARA CORREGIR NUESTRA VIDA

La displasia de cadera es una enfermedad ósea hereditaria provocada por una mal formación de la articulación coxofemoral (unión entre coxis y ...[leer mas]

¡CÁLLATE, POR TU BIEN!

  • 31 Jan, 2017
  • 325
  • En Contacto

¡CÁLLATE, POR TU BIEN!

¿Alguna vez escuchaste la frase? “El pez cae por su propia boca”, ahora, ¿cuántos hemos oído hablar a alguna persona más de lo que de...[leer mas]

ATACA SUTILMENTE...

  • 12 Dec, 2016
  • 379
  • En Contacto

ATACA SUTILMENTE...

Una joven encontró una serpiente herida en el camino, la recogió y cuidó como si fuera una mascota. Un tiempo después la serpiente dejó de alimen...[leer mas]

RESPUESTA INESPERADA

  • 29 Mar, 2017
  • 257
  • En Contacto

RESPUESTA INESPERADA

Cuenta una historia, que una vez un hombre era perseguido por varios forajidos que querían matarlo, así que para salvarse entró a una caverna. Los malhechores ...[leer mas]

EL TESTAMENTO

  • 30 Aug, 2016
  • 388
  • En Contacto

EL TESTAMENTO

Se cuenta que Juan Eyre, cuyo nombre figura en las memorias de la criminología inglesa como ladrón, a pesar de que poseía una fortuna de 30.000 libras, cantidad inmensa en su ti...[leer mas]

MIRA NUESTRA ACTIVIDAD EN LAS REDES SOCIALES